Alimentos Prebióticos

Prebióticos: Qué son, beneficios y alimentos que los contienen

El mundo se encuentra en un proceso de cambio, con él también cambia el estilo de vida y por supuesto los patrones alimenticios. Es una realidad que el agitado ritmo de vida actual supone una excusa para comer de manera desequilibrada, en consecuencia la salud se ve considerablemente afectada y por lo tanto el nivel de calidad de vida se ve reducido.

Frente a este escenario, nunca está de más enfatizar la importancia de una dieta balaceada y que incluya con especial atención los prebióticos, así que conviene conocer a profundidad de qué se tratan y donde es posible encontrarlos.

Acércate a los prebióticos

Se trata de una clase de hidratos de carbono o una fibra dietética, el cual no puede ser digerido en el intestino y por ello llega a la flora intestinal para convertirse en el alimento de los microorganismos que la conforman, es decir, son el sustrato o alimento de los probióticos.

Ahora bien, considerando la importancia de estas bacterias en el intestino para la eliminación de bacterias patógenas y la protección del organismo en general, los prebióticos siendo su alimento, tienen el mismo nivel de relevancia.

En este sentido, los prebióticos no sufren alteraciones durante su tránsito por el estómago e intestino delgado y una vez llegan al colon son fermentados, de esta manera contribuyen al desarrollo de los probióticos.

Prebióticos Vs. Probióticos ¡Son diferentes!

Es de vital importancia enfatizar las diferencias entre los prebióticos y los probióticos, aunque están completamente ligados, son totalmente distintos. Los probióticos son el conjunto de microorganismos vivos que colonizan el intestino conformando la flora intestinal, allí ejercen importantes funciones, comenzando por favorecer el funcionamiento del sistema digestivo, hasta proteger el sistema inmune y con ello evitar el desarrollo de infecciones y enfermedades.

Por el contrario, los prebióticos son las sustancias que sirven de alimento de dichos probióticos, así que contribuyen a su proliferación. Ambos se encuentran en los alimentos y son imprescindibles para la salud intestinal y a partir de allí para el bienestar de todo el cuerpo.

¿Qué alimentos consumir para obtener los prebióticos?

Entre los prebióticos destacan la inulina, la cual es un polisacárido de fructosa excelente para el beneficio del tránsito intestinal, se puede adquirir en farmacias, pero la mejor forma de consumirlos es de forma natural en los alimentos.

De igual manera, la oligofructosa, siendo esta un fructano, la cual genera la sensación de saciedad, además de que ayuda al control de los picos de glucosa y de esta manera impide que las células sean resistentes a la insulina. Los alimentos que ofrecen estos prebióticos son:

Ajo

Este condimento es uno de los mas utilizados en la cocina internacional y es una gran fuente de inulina, además de que tiene propiedades antibióticos.

Cebolla

Puede ser consumida tanto cruda como cocida, pues es uno de los prebióticos más comunes.

Alcachofas

Este debe ser uno de los ingredientes principales a la hora de consumir prebióticos, ya que es de los que cuentan con un mayor nivel de inulina.

Raíz de achicoria

Al igual que las alcachofas es otra gran fuente de inulina y por lo tanto, otro de los alimentos imprescindibles a tener en cuenta.

Puerro

Raw Green Organic Leeks Ready to Chop

Su cantidad de fibra lo convierte en otro prebiótico excelente.

Banana

Una fruta deliciosa y un prebiótico ideal.

Patata y boniato

Son otra fuente de prebióticos, lo mejor es que son muy versátiles a la hora de prepararlos, permitiendo diversas presentaciones.

Avena y cebada

Estos alimentos son conocidos por su extraordinario aporte de fibras, son un gran prebiótico para estimular las bacterias saludables.

Harina de trigo

Aunque desconocida en el mundo de los prebióticos, es otra fuente d ellos.

Salvado de trigo

Es también un gran colaborador del sistema digestivo.

Los alimentos prebióticos son uno de los elementos que deben formar parte de una dieta equilibrada con miras hacia el mejor estado de salud, se trata de fibras vegetales que el organismo no digiere, como resultado circulan a través del sistema digestivo y se convierten en el alimento de los probióticos, es decir, los microorganismos que allí se encuentran y conforman la flora intestinal.

Los alimentos prebióticos actúan como fertilizantes, así que promueven el crecimiento y proliferación de las bacterias, protegiendo el sistema digestivo y el resto del organismo. Para garantizar su consumo hay diversas opciones, pues en el mercado muchos alimentos los tienen añadidos.

Sin embargo, la mejor opción son los que contienen a estos prebióticos de forma natural, se trata especialmente de frutas y verduras, ya que estas contienen inulina, la cual es una fibra soluble y un prebiótico natural, entre ellos se encuentran:

En resumen, solo tienes que incorporar cada uno de los estos alimentos a tu dieta diaria, aunque es probable que varios de ellos ya formen parte, es preciso garantizar su ingesta para contribuir a la estabilidad de los probióticos y así, mantener óptimas condiciones de salud.

Incluyendo estos alimentos a la dieta, es posible multiplicar los probióticos y así proteger la flora intestinal. Cabe destacar, la lactulosa es otro prebiótico, pero no se encuentra de manera natural, este suele ser utilizado en casos de encefalopatía hepática.

¿Cuáles son los beneficios de consumir prebióticos?

heart-shaped hands with breakfast and healthy food

El consumo de alimentos prebióticos está lleno de beneficios, por supuesto el principal es que tienen la capacidad de estimular el desarrollo de las bacterias beneficiosas que se encuentran en la flora intestinal y así es posible evitar el desarrollo de microorganismos patógenos. Con respecto a sus demás ventajas, las cuales son realmente integrales, ya que impactan positivamente en el bienestar de todo el organismo, se encuentran:

  • Disminuyen y evitar algunos problemas digestivos como la presencia de gases.
  • Ayudan a conservar el equilibrio en los intestinos, de hecho mejoran el tránsito en ellos y como resultado alivian problemas de estreñimiento.
  • Generan un efecto saciante, esto resulta estupendo para personas que desean perder peso, ya que no sienten la necesidad de consumir alimentos con frecuencia o fuera de las horas correspondientes.
  • Producen ácidos grasos de cadena corta (AGCC), los cuales ejercen estupendos efectos en el intestino, debido a que se convierten en nutrientes de las células, este proceso se lleva a cabo cuando los prebióticos son consumidos por las bacterias saludables.
  • Previenen el síndrome metabólico y también la obesidad.
  • Hacen más simple el proceso de absorción de algunos minerales, entre estos el calcio y el magnesio.
  • Contribuyen a la síntesis de algunas vitaminas.
  • Pueden ayudar a controlar la diabetes.
  • Fortalecen el sistema inmunitario, así que previenen las infecciones tanto del intestino como respiratorias y también las alergias.
  • Reducen las posibilidades de padecer cáncer de colon, así como otras enfermedades que afecten el intestino.

¿Cuál es la cantidad de prebióticos que se deben consumir?

La mejor fuente de prebióticos es la natural, es decir, lo más conveniente es apostar por los alimentos que los contienen, al respecto no hay una cantidad diaria determinada, pero sí es necesario incluirlos en la dieta del día a día. Con respecto a su presentación farmacológica, en caso de ser necesaria para el tratamiento de patologías, el médico especialista recomendará la dosis correspondiente.

En síntesis, los prebióticos son imprescindibles para mantener la flora bacteriana, son sumamente beneficiosos y fáciles de garantizar, ya que se encuentran en alimentos simples que se encuentran en cualquier supermercado. Es por esto que conviene aumentar el consumo de frutas y verduras frescas y cereales, donde generalmente se encuentran, se trata de llevar una dieta balanceada y allí se recibirán tan vitales prebióticos ¡La salud está en tus manos!

Alimentos Probióticos

Ir arriba