Berenjena Encurtida

berenjena encurtida alimento probiotico

Alimento Probiótico

Los encurtidos forman parte de la alimentación diaria alrededor de todo el mundo, suelen formar parte de un gran conjunto de preparaciones, muchos adoran disfrutar de berenjenas encurtidas gracias a su sabor y textura, sin saber que al mismo tiempo, están disfrutando de excelentes beneficios a la salud, así que es importante conocer todas sus particularidades y saber cómo prepararlas en casa.

¿Qué es la berenjena encurtida?

La berenjena es el fruto de la planta del mismo nombre, la cual pertenece a la familia de las solanáceas, es nativa de la India, desde donde se extendió su consumo por Asia y el resto del mundo, siendo China el principal productor en la actualidad, seguido de la India y España. En suma, la berenjena tiene piel lisa y su color varía según la variedad, aunque la más conocida es la de color negro o violeta.

Ahora bien, la berenjena encurtida es cuando es sometida a la fermentación láctica, también a una cura en salmuera y suele ser conservada en vinagre, así como sal y ciertas especias, que le aportan sabor y aroma. De igual manera, la berenjena aporta un interesante conjunto de beneficios al organismo, así que conviene incluirla en la alimentación diaria.

Historia de la berenjena encurtida

El encurtido es un proceso de conservación realmente antiguo, civilizaciones antiguos apostaron por él para poder proteger y mantener sus alimentos durante largos periodos de tiempo. Específicamente el encurtido nació en Mesopotamia hace 4500 años a través del uso de la salmuera, es decir agua y sal. 

Desde Mesopotamia se extendió por el resto del mundo comenzando por China, todo gracias a las diversas rutas de comercio. Cabe destacar, los griegos y romanos también utilizaron el encurtido para conservar sus alimentos y desarrollaron varias técnicas para ello, las cuales introdujeron en toda Europa. En este sentido, las berenjenas encurtidas tienen un antiguo pasado y aún continúan siendo parte de la cocina internacional.

¿Cuáles son los beneficios de consumir berenjena encurtida?

Es crucial la berenjena comience a incluirse en la dieta diaria y en los casos de que ya forme parte de ella, debe continuarse e incluso reafirmarse su consumo, pues brinda un conjunto de excelentes beneficios al organismo, entre ellos se encuentran:

  • Apoya el proceso digestivo: la berenjena tiene un gran contenido de agua así como fibra, así que resulta ligera y digestiva, al mismo tiempo beneficia el tránsito intestinal previniendo problemas como el estreñimiento.
  • Funciona como antioxidante: se trata de ácidos fenólicos antioxidantes así como antocianinas, estos tienen la capacidad de evitar la oxidación del colesterol y así evitan problemas cardiovasculares y enfermedades degenerativas.
  • Reduce el colesterol: en su piel se encuentran sustancias químicas que mantienen el colesterol en su nivel adecuado, incluso tiene el poder de impedir la síntesis del colesterol en el hígado.
  • Funciona como diurético: entre los minerales que contiene resalta el potasio, además tiene muy bajo contenido de sodio y esto contribuye al proceso de eliminación de líquidos, lo mejor es que esto beneficia la presión arterial y por consiguiente el corazón. 
  • Protege el sistema nervioso: esto gracias a su contenido de magnesio, vitamina B1 y vitamina B6, además contribuyen a mejorar el ánimo. 
  • Favorece el hígado: la berenjena permite el correcto funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, gracias a un conjunto de sustancias químicas que se encuentran en su piel y semillas. También brinda apoyo al proceso de digestión de las grasas.
  • Resguarda el cerebro: la berenjena brinda protección a las membranas de las neuronas, de esta manera evita trastornos de tipo nervioso.
  • Es ideal para diabéticos: la berenjena tiene la capacidad de controlar el azúcar, ya que tiene poca cantidad de hidratos de carbono, pero gran contenido de fibra, esto disminuye la velocidad de absorción de los azúcares presentes en otros alimentos.

En suma, uno de los mejores puntos rasgos de la berenjena encurtida, esta es un alimento probiótico, es decir cuenta con un gran conjunto de bacterias, las cuales son las causantes de su fermentación y al mismo tiempo, resultan sumamente saludables para el organismo. 

Estas bacterias se suman a la flora intestinal o microbiota, la cual está conformada por los microorganismos vivos que colonizan el intestino y son cruciales para el sistema digestivo y todo el organismo en general, por ejemplo hacen más simple el tránsito intestinal y de esta manera contribuyen a la eliminación de sustancias nocivas. 

De hecho, combaten las bacterias dañinas y así evitan el desarrollo de enfermedades, también benefician el sistema nervioso, ya que participan en la síntesis o producción de neurotransmisores dentro del intestino. 

También ayudan al proceso de absorción de varios e importantes nutrientes, protegen la salud bucal, entre otros beneficios. Es decir, el consumo de la berenjena encurtida conduce a disfrutar de todas estas extraordinarias ventajas de la mejor manera posible. 

Composición de la berenjena encurtida

La berenjena encurtida además de contar con bacterias o probióticos que benefician la flora intestinal, también proporciona gran cantidad de agua y fibra, así como poca cantidad de hidratos de carbono, vitamina B1 y vitamina B6, magnesio, calcio, potasio, manganeso y fósforo y proteínas.

¿Cómo preparar berenjenas encurtidas?

El procedimiento para contar con berenjenas llenas de microorganismos beneficios para tu salud es muy simple, solo necesitas algunas berenjenas, un frasco de cristal hermético y limpio y una cucharada de sal por kilo, también se pueden agregar aderezos como cebolla, zumo de limón, hierbas y especias, ya que estas aportan un sabor muy agradable.

Una vez listos los ingredientes, el procedimiento consiste en poner sal en el fondo del recipiente, luego incorporar trozos de berenjenas y aplastar con un mortero, de nuevo agregar sal y más berenjena hasta completar el frasco, en este caso no se requiere agua.

Otra opción es introducir trozos de berenjena en el frasco y seguidamente cubrirlos con sal disuelta en agua, también se puede utilizar vinagre. Seguidamente tapar el recipiente con una gasa o con la tapa pero sin enroscar en su totalidad, para permitir el aire ingrese y contribuya al proceso de fermentación.

Luego de 2 días se debe tapar por completo de manera hermética y poner el recipiente en un lugar fresco durante aproximadamente 10 días o más. Cabe destacar, si la berenjena se corta en trozos pequeños la fermentación se realizará en menos tiempo, mientras que si se trata de pedazos grandes la fermentación será más lenta.

En el caso de que aparezca moho en el área superior del recipiente, no hay de qué preocuparse, solo hay que retirarlo, aunque si ha afectado algún trozo de berenjena es necesario descartarlo. Para evitar esto conviene cubrir la superficie con aceite de oliva o una hoja de repollo.

Un rasgo que también merece gran atención es la temperatura, es importante que esta no exceda los 18 grados, ya que en este caso podría afectar el proceso, por ejemplo hace que la berenjena se torne con una textura blanda o incluso llegue a la putrefacción, así que habría que desecharla. Como resultado, en espacios con un clima muy cálido, lo mejor es fermentar las berenjenas dentro de la nevera cuidando que la temperatura sea la adecuada.

En conclusión, la berenjena encurtida es uno de los alimentos más beneficiosos para la salud, su poder probiótico la convierte en una de las mejores opciones a tener en cuenta, resulta estupendo con tan solo incluirla en la alimentación se pueda proteger el bienestar general.

Otros Alimentos Probióticos

Ir arriba