Tempeh

tempeh alimento probiotico

Alimento Probiótico

La soja es un alimento antiguo, suele ser del consumo solo de las personas que siguen dietas vegetarianas, sin embargo, recientemente se ha visto una tendencia de prestar mayor atención a este alimento e incluirlo en todas las dietas, específicamente cuando se fermenta y se transforma en tempeh. El tempeh es un alimento cada vez más popular y no está de más saber por qué, a continuación todas sus particularidades, orígenes, beneficios y cómo prepararlo. 

¿Qué es el tempeh?

Alimentos Probióticos

El tempeh es un pastel compacto, se trata de un producto alimenticio que se deriva de la soja, a través de la fermentación de la misma por medio de un proceso controlado, en el que participa un hongo denominado Rhizopus Oligosporus, dicho proceso hace que el tempeh sea fácil de digerir y también tenga un excelente contenido nutricional. Además, es originario de Indonesia, aunque también forma parte de otros países en el sureste de Asia.

Cabe destacar, el tempeh coincide con el tofu en que son elaborados a partir de la soja, pero se diferencian en su sabor y textura, pues el tempeh es considerado más delicioso ya que se asemeja al sabor de las nueces, en suma tiene un mejor valor nutricional que el tofu, tanto que suele ser consumido como un reemplazo de la carne en dietas vegetarianas.

Alimentos Probióticos - Tempeh

Cabe destacar, existen varios tipos de tempeh, pues a pesar de que el más común se prepara a partir de la soja, también es posible utilizar otros ingredientes como legumbres, por ejemplo garbanzos y alubias, también cereales como el mijo, el trigo, el arroz, el centeno, la cebada y la quinoa, algas, cacahuates, residuos de tofu residuos de coco.

Historia del tempeh

Kimchi - Alimento Probiótico

Los antecedentes del tempeh se encuentran en la antigüedad, ya que los alimentos de soja fermentada han sido desde siempre un aliado de las dietas vegetarianas. Por ejemplo, los primeros alimentos productos de la fermentación si produjeron en China hace más de un milenio, ya que los budistas buscaban alimentos que les sirvieran de alternativa para reemplazar el consumo de carne.

Posteriormente el budismo se extendió por otras áreas de Asia y con él los productos o alimentos de soja, llegando así a Japón, país que tenía una importante tradición en lo que se refiere a la fermentación del pescado. 

En la actualidad, el tempeh forma parte importante de la alimentación en Indonesia y tiene gran relevancia a nivel comercial, aunque es preparado también de forma casera. Además, durante los últimos años ha comenzado a expandirse por el resto del mundo, las tendencias en alimentación saludable incluyen este alimento asiático y lo recomiendan como fuente de bienestar.

¿Cuáles son los beneficios del tempeh?

Probióticos - Cardio

Considerando la fama que ha comenzado a ganar el tempeh, es necesario conocer de manera exacta a qué se debe esta, los beneficios que aporta el consumo de este alimento asiático son:

  • Fácil de digerir: el tempeh tiene una pre digestión, debido al calor y al proceso de fermentación, es decir, este logra que las proteínas se descompongan en aminoácidos, así que el sistema digestivo puede asimilarlos fácilmente. 
  • Fuente de fibra: este alimento derivado de la soja cuenta con un gran contenido de fibra, como resultado favorece el sistema digestivo y especialmente el tránsito intestinal.
  • Sin colesterol: el tempeh es uno de los alimentos que no produce colesterol, esta es una de sus mejores características y una de las razones por la que muchos lo consideran saludable.
  • Fuente de nutrientes: el tempeh tiene un excelente contenido nutricional, cuenta con proteínas vegetales, por esta razón suele formar parte de dietas vegetarianas, también es fuente de isoflavonas y grasas saludables. Asimismo, incluye vitamina B12 imposible de encontrar en los vegetales, la cual también favorece el proceso de asimilación del hierro. 
  • Aporta minerales: el tempeh proporciona calcio, hierro y fósforo, también proporciona una relevante cantidad de magnesio y potasio, así que beneficia el equilibrio de los electrolitos, apoya el funcionamiento de los músculos y calma el sistema nervioso reduciendo el estrés y ayuda a conciliar el sueño.
Digestión Saludable - Probióticos

Cabe destacar, el tempeh es un alimento probiótico, es decir, cuenta con un hongo y bacterias positivas para el organismo gracias a su proceso de fermentación, estos microorganismos se suman a la flora intestinal, es decir, el conjunto de bacterias que se encuentran en el intestino y son las responsables de luchar contra la acción de las bacterias dañinas, así que evitan enfermedades.

En este sentido, el tempeh regenera y fortalece la flora bacteriana en el intestino y a través de este proceso beneficia también el tránsito intestinal, entre otros aspectos. La verdad es que la flora intestinal influye en el bienestar y equilibrio del organismo en general, por ejemplo fortalece el sistema inmunológico, haciendo al cuerpo más fuerte ante las infecciones y enfermedades.

También colabora con la síntesis de varias sustancias imprescindibles, apoya la salud bucal y hasta impacta en la salud cerebral y en el estado de ánimo, ya que al beneficiar el sistema digestivo, garantiza la correcta producción de neurotransmisores dentro de él. 

Composición del tempeh

Alimentos Probióticos

El tempeh es el producto de la fermentación gracias al Rhizopus, esto hace que sea un alimento muy nutritivo, por ejemplo cuenta con gran cantidad de proteínas, fibra, potasio, hierro, magnesio y calcio. 

¿Cómo  preparar tempeh?

Para preparar este antiguo alimento en casa, se necesita soja blanca y el hongo Rhizopus Oligosporus, el primer paso del procedimiento consiste en cocinar la soja hasta que esté un poco tierna, después descartar las cascarillas. Una vez lista y escurrida, es momento de mezclarla con el hongo.

A partir de allí es momento de prestar la máxima atención, ya que es fundamental controlar la temperatura, esta debe mantenerse entre 30° y 32°C durante un lapso de 20 a 30 horas para que así estén dadas las condiciones para que se lleve a cabo el proceso de fermentación, durante ese el hongo torna espesa y cohesiona la soja.

Además es necesario no supere los 35° C de temperatura y cuando el proceso de fermentación haya terminado, estará listo el tempeh, el cual se debe llevar a la nevera para detener la fermentación.

Es preciso mencionar, para lograr que el proceso de elaboración del tempeh, es muy importante estar atentos a la temperatura para asegurar el proceso de inoculación del hongo, así que la soja o las legumbres utilizadas no deben estar muy calientes o muy frías, la temperatura ideal es 37° C.

También es clave la temperatura durante el proceso de fermentación, para ello conviene introducir un termómetro en los granos de soja para comprobar que sea la correcta, igualmente cuidar que los granos de soja estén secos al tacto, pues demasiada humedad podría afectar el procedimiento. 

Composicion Alimentos Probioticos

En suma, durante el paso de unir la soja con el hongo, es importante remover durante un tiempo considerable para garantizar que ambos se integren. Con respecto a su conservación para evitar que el hongo y el tempeh se dañen, durante las primeras 3 a 4 semanas debe permanecer a temperatura ambiente media, alrededor de los 20° C.

Posterior a los 6 meses se debe almacenar en el refrigerador entre 4,5° y 7° C y después de un año se debe guardar el tempeh en el congelador con una temperatura entre los 0° y los -4° C. puede que sea un procedimiento un tanto complejo por la precisión que requiere, pero vale la pena para disfrutar de los beneficios de este alimento probiótico. 

Otros Alimentos Probióticos

Ir arriba