¿Cómo regenerar la flora intestinal de manera natural?

regenerar la flora intestinal

Para tener calidad de vida es necesario garantizar el mejor estado de salud y conviene comenzar por la salud del sistema digestivo. Al respecto, es fundamental cuidar la flora intestinal, es decir, todo el conjunto de microorganismos vivos que se encuentran en el intestino y que combaten las bacterias nocivas, protegiendo el cuerpo de enfermedades.

Cabe destacar, la flora intestinal puede verse afectada por diversos factores, por ejemplo, una incorrecta alimentación, el uso de ciertos medicamentos y hasta el estrés, todo esto puede reducir considerablemente la cantidad de bacterias y por lo tanto desmejorar la salud aumentando el riesgo de enfermedades.

De hecho, cuando la flora intestinal se encuentra afectada, se presentan problemas como la diarrea o el estreñimiento, inflamación, reacciones alérgicas a algunos alimentos y dolor de cabeza, los cuales afectan considerablemente la vida diaria.

Todo esto reafirma la importancia de cuidar la flora intestinal y en caso de que ya haya sido afectada, es preciso regenerarla. Para ello la principal medida a tomar tiene que ver con la alimentación, es preciso seguir un conjunto de pautas o medidas específicas.

Primeros pasos para restaurar la flora intestinal

Para comenzar el proceso de restauración de la flora intestinal la primera acción a llevar a cabo es prestar atención a la alimentación y hacer ciertos cambios, incluyendo los elementos que hagan falta, por ejemplo:

  • Muchas frutas y verduras frescas.
  • Proteínas sin grasa.
  • Semillas y granos integrales.
  • Alimentos con fibra.
  • Abundante agua.
  • Aceite de oliva.

Es importante asegurar un plan alimenticio balanceado que incluya todos los nutrientes vitales para el organismo, pero además de la alimentación balanceada conviene prestar atención a algunos alimentos específicos que son los mejores para beneficiar la flora intestinal, se trata de los probióticos.

Consume alimentos probióticos y recupera tu flora intestinal

Los probióticos son un conjunto de microorganismos vivos que benefician el organismo, es decir, se suman a la flora intestinal para fortalecerla, además se pueden encontrar en ciertos alimentos, los cuales han pasado por un proceso de fermentación gracias a dichos microorganismos, bacterias y levaduras. Como consecuencia estos alimentos tienen una mayor carga nutricional y al mismo tiempo son más digeribles, entre ellos se encuentran:

  • Yogur: cuando se trata de probióticos, este es el más conocido, ya que contiene un importante número de bacterias provechosas, además de que es fuente de calcio y proteínas y es perfecto para niños, jóvenes y adultos.
  • Kéfir: es otro de los alimentos probióticos clásicos, se trata de leche de vaca o cabra fermentada y sus poderes para nivelar la flora intestinal y fortificar el sistema inmune son altamente reconocidos.
  • Queso crudo: este producto lácteo es una excelente fuente de microorganismos favorables, siempre y cuando no sea pasteurizado, a esto se refiere su descripción como crudo.
  • Té de kombucha: es una de las mejores bebidas para restaurar la flora intestinal, de hecho apoya tanto la salud que desde hace milenios los asiáticos le han considerado como un elixir de vida. Se obtiene a partir del té negro fermentado por bacterias y hongos que se parecen a la levadura.
  • Chucrut: no es más que col blanco fermentado, como consecuencia es fuente de extraordinarias bacterias que benefician y protegen el organismo.
  • Kimchi: es col fermentada y suele consumirse con nabos, jengibre y ajo fermentados. e
  • Tempeh: son habas de soja fermentadas, las cuales además ser ricas en probióticos, son consumidas como una alternativa o reemplazo de la carne.
  • Miso: es una pasta que se prepara con semillas de soja y habas o arroz fermentado, es un clásico de la comida asiática.
  • Chocolate negro o amargo: tiene más probióticos que los lácteos, sin duda una verdadera delicia y al mismo tiempo protección para la salud.
  • Encurtidos: como los pepinillos, aceitunas y hasta berenjenas, el vinagre estimula la multiplicación de bacterias y levaduras y así se convierten en probióticos.
  • Microalgas: conviene consumir kombu y espirulina y más aún chorella, la cual es más rica en probióticos.

En conjunto con los alimentos probióticos, es imprescindible consumir alimentos prebióticos para restaurar la flora intestinal, ya que estos son fibras que sirven de alimento a los microorganismos.

Específicamente, se trata de alimentos con inulina la cual es una fibra soluble, los alimentos que la contienen son el ajo, sin duda un condimento delicioso y saludable, vale la pena agregarlo a todas las preparaciones.

Igualmente las alcachofas, siendo estas uno de los prebióticos más importantes, ya que tienen el más alto contenido de inulina. También la cebolla y el puerro, lo mejor es que resulta muy fácil incorporarlos al menú diario, son muchas las preparaciones en las que se pueden incluir.

Para quienes gustan de las frutas, deben apostar por la banana, la cual es una fruta estupenda además de deliciosa y versátil, un buen prebiótico. De igual manera, merece mención la raíz de achicoria, ya que la cantidad de inulina que ofrece es realmente elevada.

Entre otros alimentos prebióticos se encuentran el salvado de trigo y la harina de trigo, ambos son perfectos para proteger el sistema digestivo y como consecuencia, el resto del organismo. En conclusión, regenerar la flora intestinal de manera natural es muy sencillo, solo se trata de tener una alimentación equilibrada y por supuesto, hacer énfasis en los alimentos probióticos y prebióticos, estos representan la fórmula perfecta. Además son fáciles de conseguir y son realmente deliciosos, así que tener una flora intestinal saludable es simple y tener un óptimo estado de salud depende de lo que comas.

Ir arriba