¿Qué son los probióticos? Definición

Probióticos - Microbiota

Los probióticos son un conjunto de bacterias que resultan positivas para el organismo, tienen la capacidad de beneficiar el sistema digestivo y los intestinos y a través de este, lograr el bienestar en general.

Al respecto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a los probióticos como microorganismos vivos que producen efectos positivos en la salud, cuando son administrados en las cantidades correctas.

Ahora bien, cuando se administran o proveen al organismo estos microorganismos, estos se alojan en los intestinos, ya que su revestimiento está lleno de múltiples especies de bacterias, los cuales conforman la flora intestinal también conocida como microbioma.

Es decir, los probióticos permiten nutrir y aumentar las bacterias allí presentes, ellos circulan o pasan por el tracto gastrointestinal sin sufrir algún tipo de alteraciones, posteriormente se alojan en el  intestino delgado y hacen frente a cualquier microorganismo dañino, impiden su desarrollo y la aparición de infecciones, pero este es tan solo uno de sus beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de los probióticos?

Los probióticos comienzan actuando en los intestinos y sistema digestivo, pero este interviene en el funcionamiento completo del organismo, así que los probióticos también tienen la capacidad de beneficiar el resto del cuerpo, generan un bienestar integral, entre sus beneficios se encuentran:

  • Evitan que el sistema digestivo sea afectado por diversas enfermedades, comenzando por la diarrea, pero también el síndrome del intestino irritable y hasta la Enfermedad de Crohn.
  • Benefician los jugos ácidos y las enzimas para ayudar al proceso de digestión.
  • Estimulan el movimiento intestinal y con ello evitan o alivian el estreñimiento.
  • Aumentan la absorción de agua y también de minerales en el colon.
  • Ayudan a reducir los niveles tanto de colesterol malo como de triglicéridos.
  • Disminuyen las posibilidades de padecer alergias alimentarias.
  • Participan en la fermentación de los carbohidratos indigeribles y con ello permiten la obtención de energía.
  • Contribuyen a la síntesis de las vitaminas del grupo B.
  • Mejoran el proceso de absorción de calcio.
  • Previenen la obesidad.
  • Ayudan a tratar las infecciones que afectan el sistema urinario.
  • Apoyan el equilibrio de la flora vaginal.
  • Fortalecen la salud bucal, ya que combaten el mal aliento y la caries.
  • Benefician el sistema inmunológico y lo protegen de elementos externos.
  • Reducen los síntomas de las alergias.

Por otro lado, resulta realmente sencillo disfrutar de los beneficios de los probióticos, ya que estas bacterias o microorganismos beneficios se encuentran en diversos alimentos que han pasado por una etapa de fermentación causado por las bacterias, las cuales hacen que su digestión sea más simple y su contenido de nutrientes más elevado.

El yogur el alimento probiótico más conocido, también los pepinillos encurtidos, el kéfir, el chucrut, tempeh, miso, entre otros. Igualmente, se puede apostar por los probióticos bioterapéuticos, es decir, suplementos como cápsulas, polvos y otras presentaciones.

Los probióticos frente a los prebióticos

Es importante destacar, existe un término muy parecido y relacionado a los probióticos y se trata de los prebióticos, es decir, fibras vegetales que se consumen para alimentar las bacterias saludables que conforman la flora intestinal y así promover su crecimiento y desarrollo.

Es importante mencionar, estas fibras se encuentran en alimentos que contienen carbohidratos complejos y debido a que estos no se digieren, pasan al sistema digestivo para ser consumidos por los microorganismos.

En síntesis, los probióticos son bacterias de vital importancia, así que es sumamente necesario cuidarlas, la protección de la flora intestinal es crucial para proteger el organismo y para ello la alimentación es fundamental, debe ser equilibrada, además de evitar situaciones de estrés y tener precaución con el consumo de ciertos medicamentos, ya que pueden interferir en ella.

Ir arriba