Lactobacillus salivarius

Desde hace unos años se han introducido un par de nuevos conceptos en el ámbito del cuidado de nuestra salud. Se trata de los prebióticos y probióticos.

Todos hemos oído hablar de ellos y de sus numerosos beneficios. Y, es que, estos microorganismos vivos y activos son capaces de establecer el equilibrio necesario para que nuestra flora intestinal funcione de la mejor manera posible.

¿Qué es y dónde se encuentra el lactobacillus salivarius?

Lactobacillus salivarius
Lactobacillus salivarius

Existen muchos tipos de probióticos, pero en esta ocasión vamos a centrar nuestra atención en el lactobacillus salivarus. Esta bacteria, que se encuentra principalmente en el intestino delgado y en la boca, ayuda a la digestión de alimentos, a la salud dental y a la mejora del sistema inmunológico. Igualmente, se ha comprobado que es buena para reducir la dermatitis atópica infantil y los gases.

Beneficios del Lactobacillus salivarius

Lactobacillus salivarius
Lactobacillus salivarius

Numerosos estudios científicos han determinado que el lactobacillus salivarus ayuda a reducir considerablemente ciertos trastornos gastrointestinales, ya que puede eliminar las bacterias dañinas, el descenso de pH o la formación de agregados con otras bacterias, entre otros.

De esta forma, frena el desarrollo de las bacterias patógenas, lo que contribuye al balance de los microorganismos intestinales. Y, por lo tanto, se produce una mejora en los procesos digestivos.

En este sentido, se reducen considerablemente las diarreas producidas por la ingesta de antibióticos o por alguna intolerancia, por ejemplo, a los productos lácteos.

Efectos sobre la salud

Además, se ha comprobado que las cepas de lactobacillus salivarius se adhieren a los carbohidratos de la mucosa intestinal a través de las proteínas presentes en la superficie de las bacterias. Esta característica favorece la protección de la mucosa y la estimulación del sistema inmunológico.

Lactobacillus salivarius

De igual manera, este probiótico puede ayudar a eliminar el mal aliento. Se ha descubierto que favorece la regulación de la flora bucal, inhabilitando el crecimiento de las bacterias que producen mal olor en los dientes. El mecanismo de acción de los lactobacilos reduce significativamente la halitosis fisiológica.

¡Mejora hasta la salud bucodental!

También mejora la recuperación de las encías cuando presentan gingivitis, sangrado en las mismas. De este modo esta cepa, lactobacillus salivarius, tiene un efecto directo sobre la salud de las encías y el deterioro de las piezas dentarias.

Mejora la salud bucodental

Asiismo, diversos estudios realizados indican que existen numerosos beneficios sobre el tejido conjuntivo oral, disminuyendo en algunos casos la hemorragia producida en la bolsa periodontal.

En definitiva, está demostrado que utilizando prebióticos y probióticos, fundamentalmente de lactobacillus (ya sean de monocultivos o mezcladas) incrementamos la retención de los nutrientes incluidos en la dieta, principalmente por la asimilación. Los lactobacilos liberan enzimas que mejoran la capacidad digestiva, inactivan eficazmente los metabolitos tóxicos y hacen que se incremente el proceso de absorción. Además, provocan mayor síntesis de vitaminas e inhiben los enteropatógenos por aumento de la secreción de sustancias beneficiosas.

Suplementos probióticos con Lactobacillus salivarius

[orbital_cluster columns=”3″ excerpt=”default” links=”follow” postperpage=”9″ tags=”475″]
[orbital_cluster columns=”3″ excerpt=”default” links=”follow” postperpage=”9″ pages=”19″]
Ir arriba