Probióticos para la Diarrea Crónica

Logo Prebióticos y Probióticos

Los probióticos de determinadas cepas son magníficos para prevenir y tratar las diarreas crónicas; un trastorno gastrointestinal que son provocadas por microorganismos nocivos muy persistentes que causan infecciones intestinales y cuya principal señal es que las deposiciones acuosas se prolongan por más de quince días. 

Se ha demostrado la gran eficacia de los probióticos para tratar este tipo de patología porque reducen los síntomas aumentando los microorganismos que te benefician y son fundamentales para combatir la gastroenteritis vírica causada por norovirus más que en aquellas producidas por parásitos y bacterias.  

No podemos negar que existen microorganismos nocivos que habitan en nuestra flora intestinal y otros muy perjudiciales que se encuentran externamente a nuestro organismo y constituyen un problema de salud porque nos pueden afectar a todos son contagiosos demasiados persistentes, difíciles de detectar y erradicar. Causan diarreas crónicas con mayor frecuencia en los niños, adultos mayores y personas con un sistema inmunológico deficiente.  

Su impacto es tan pernicioso que se hace notar inmediatamente en la calidad de vida, causando malnutrición, deshidratación y en casos extremos la muerte sobre todo en niños menores de cinco años y ancianos. 

No está demás advertirte sobre cuáles son esos microorganismos más persistentes y que prolongan los síntomas diarreicos por más tiempo; entre los virus están el Rotavirus, Adenovirus entéricos, Virus Norwalk y Astrovirus y entre las bacterias cabe mencionarte las que perjudican en gran magnitud tu flora intestinal, responsables de las diarreas con pus o sangre Escherichia coli, Shigella, Salmonella y Campylobacter. 

Para tu tranquilidad; existen probióticos que te permiten prever infectarte con cualquiera de ellos y controlar la diarrea porque te suministran los microorganismos que necesitas para equilibrar tu microbiota intestinal, evitando las consecuencias más nefastas de la diarrea. Si detectas los signos y síntomas ¡No esperes más! te recomendamos inmediatamente una consulta médica, es vital que no te auto mediques. 

El profesional de la medicina realizara un diagnostico en base a los resultados de un cultivo de heces que determinara con certeza cuál es la acción patógena que te está perjudicando y procederá indicarte un tratamiento antimicrobiano efectivo y sin duda incluirá consumir alimentos ricos en probióticos o tomar medicamento que los contengan. 

Ya con la ingesta de los probióticos estas arremetiendo contra los microbios dañinos porque su actividad permite modificar el pH intestinal para establecer un ambiente lo suficientemente perjudicial para eliminarlos, evita la proliferación y a la vez fortalece la flora intestinal aumentando las que ya están y son favorables. 

Los mejores probióticos para tratar y prevenir diarreas crónicas  

Las diarreas crónicas son persistentes y se controlan con fármacos antimicrobianos aunados a “Los Probióticos que son efectivos y cuidadosos de la salud, en este caso es importante que sepas distinguir cuales son los que te sirven de tratamiento y cuáles son los indicados para la prevención. 

Entre los probióticos que se utilizan para el tratamiento de la diarrea se encuentran Lactobacillus rhamnosus, Saccharomyces boulardii, Lactococcus lactis y cuando tienes contacto con personas infestadas los que se usan para la prevención son Saccharomyces boulardii, Bifidobacterium Lactis, Streptococcus thermophilus, Lactobacillus rhamnosus GG.  

Son prescrito por el médico tratante de tu diarrea, él te dirá cuánto debes tomar y por cuánto tiempo porque son microorganismos vivos y es fundamental para tu bienestar que cumplas a cabalidad la dosis prescrita. 

Dónde Encuentras estos Probióticos  

Se encuentran a tu disposición en las farmacias en varias presentaciones por ejemplo en alimentos lácteos fermentados, suplementos nutricionales, fármacos líquidos o usualmente sólidos en polvo, razón por lo que vienen en capsulas o en sobre y aunque sean de venta libre ¡Evita la automedicación! Porque podrías complicar tu cuadro clínico. 

Entre los alimentos fermentados ricos en bacterias y levaduras ventajosas para tu salud gastrointestinal se destaca el Yogurt, Queso y Miso sin pasteurizar, Chucrut, Kéfir, Tepache, Tempeh, Pasta de umeboshi, entre otros.  

Recomendaciones  

Algunos probióticos por si solos no son suficientes para controlar las diarreas crónicas, puedes ayudarlos a cumplir su función consumiendo una dieta muy estricta sin grasas, picantes, cafeínas, lácteos, cereales integrales y fibras no fermentables porque aceleran el tránsito intestinal.  

Mantener las medidas de higienes es ineludible sobre todo al manipular y preparar los alimentos, lavarse bien las manos con jabón después de usar el baño o cambiar pañales y consumir caldos ricos en almidón preparados con el arroz blanco, nabo y zanahoria.  

También son recomendadas la manzana rallada oscurecida por el tanino, infusión o solución de Kuzu, té Kukicha, cambur o plátano maduro, algas Kombu porque son vegetales y frutas que ayudan a desinflamar o equilibrar la mucosa del sistema digestivo, aumentan la densidad de las heces para controlar la diarrea, mantienen el pH, repueblan y fortalecen el microbiota. 

Ir arriba